5 razones por las que no dejas de endeudarte

Ciudad de México, 10 de octubre de 2018.- Estar endeudado es una de las preocupaciones más comunes en nuestras vidas. Lo más terrible de esta situación es que muchas veces caemos allí sin darnos cuenta.


Así que para evitarte sustos de proporciones épicas, te dejamos las 5 razones por las cuales una vez que caes en manos de las deudas no puedes escapar de ellas.

Sigues gastando. Aunque gastar nos pone de buenas, cuando empezamos a usar el crédito en vez de nuestro dinero, lo mejor que podemos hacer es ‘meter el freno’, porque podemos perder la noción de cuánto llevamos y lo más seguro es que cuando nos demos cuenta ya sea muy tarde.Tu deuda es demasiado grande. Seguir gastando da como resultado la razón número dos. Te despiertas un día y revisas tu estado de cuenta y con sólo leerlo hasta el color se te va. Revisa constantemente tus estados de cuenta para que esto nunca te pase. Si empiezas a ver signos de descontrol salta de ese barco fantasma.Se te olvidó tener un fondo de emergencia. Nos acordamos del fondo de emergencia cuando más lo necesitamos y cuando vemos, sólo ahorramos 10 pesitos. Es entonces que la triste realidad nos atrapa ¿Cómo vamos a pagar?Un hoyo para tapar otro hoyo. Ante esta situación una idea revolucionaria: ¡Sacar otra tarjeta! Por favor, detente y reflexiona lo siguiente: ¿No fue ese plástico el que te puso en esta situación? En efecto, entonces para qué hacer más grande ese hoyo en tus finanzas. Sólo hay una salida: apretarse el cinturón y empezar a hacer sacrificios hasta que nuestra deuda sea manejable.Los intereses. Es lo último en lo que pensamos al comprar algo, sobre todo cuando se trata de compras mayores. Nos quedamos con la idea de voy a pagar mil 500 pesos, 2 mil o 3 mil, parece poco pero si lo multiplicas por 2, 3 o más años ¿En cuánto te va a salir? Esos son los intereses, el sobreprecio que pagamos por tener algo que queremos antes de tiempo.

Comenta esta nota