IMSS informa que su situación financiera sigue “bajo presión”IMSS informa que su situación financiera sigue “bajo presión”

Ciudad de México. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó al Congreso de la Unión que su situación financiera continúa presionada por la creciente demanda de servicios de salud, el pasivo laboral, así como el déficit de sus cinco seguros, que suma un billón 112 mil millones de pesos, equivalente a 4.5 por ciento del PIB.

En el reporte de su situación financiera y los riesgos para 2018-2019, elaborado por el Consejo Técnico del instituto, que se turnó a comisiones de las dos cámaras del Congreso, sugirió aprobar nuevas políticas públicas que le permitan fortalecer su operación, en un acuerdo que se derive de consensos entre trabajadores, empresarios, gobierno, el Ejecutivo y el Legislativo.

Entre otras, planteó la posibilidad de modificar las cuotas obrero-patronales y las contribuciones gubernamentales de cada seguro para mantener la viabilidad financiera del instituto y confió en que el contenido del informe aporte y facilite las labores necesarias para lograr dichos consensos.

Informó que este año, para cumplir con la meta de balance primario y de constitución de reservas, se estima que los ingresos serán superiores a los egresos, y no será necesario hacer uso de las reservas institucionales.

A partir de 2020, y como se ha reportado en informes anteriores, las proyecciones de corto y mediano plazo prevén un posible uso de la Reserva de Operación para Contingencias, Reservas Financieras y Actuariales del Seguro de Enfermedades y Maternidad y el Fondo Laboral Subcuenta 1, que incluyen el fortalecimiento de los servicios sustantivos médicos y no médicos, indicó.

El documento también incluyó el costo de seguridad social para trabajadoras del hogar y los becarios de Jóvenes Construyendo el Futuro, que este año será de 5 mil 657 millones de pesos, de 10 mil 596 millones en 2020 y de 8 mil 118 el último año del sexenio. El despacho que auditó el reporte solicitó que se separe el monto que cada programa representa.

Asimismo, anticipó que si para 2019 no se alcanza la meta de ingresos programada para preservar su balance de operación, o bien se presenta una contingencia sanitaria de impacto nacional, habrá un recorte de gasto en rubros no vinculados a la prestación de servicios médicos, y también que a partir del próximo año se aplicarán las necesarias medidas de austeridaden el sector salud.

Comenta esta nota