Estudio concluye que baja radiación solar favorece a la propagación del coronavirus

El hemisferio sur será ahora el que presente una menor radiación UV por la llegada del invierno. Esto podría favorecer a la propagación del COVID-19

Un estudio realizado por el experto en cambio climático y docente de la Universidad de Santiago de Chile, Raúl Cordero, concluye en que hay una correlación entre la alta radiación UV y la presencia del nuevo coronavirus SARS CoV-2.

La investigación revela, a partir de ensayos en laboratorios y estudios internacionales, que el nuevo coronavirus es vulnerable a determinados factores climáticos, entre ellos la alata radiación UV.

“Las regiones en las que la dosis diaria de radiación solar UV-B fue relativamente alta durante el último mes, han presentado un menor avance de la enfermedad y un número significativamente más bajo de víctimas mortales”, detalla el investigador al diario La Tercera.

Comenta esta nota